logo Ansco

Noticias,

Julio 10, 2018

Esteban Molina Díaz, nuevo presidente nacional de ANSCO:

El pasado 24 de mayo, el Directorio de ANSCO, compuesto por las directivas regionales, se reunió para elegir a la Directiva Nacional que, durante los próximos dos años, guiará los destinos institucionales. Y en esta oportunidad, el mandato recayó en Esteban Molina Díaz, quien, por tercera vez en sus 16 años como dirigente gremial, asume el liderazgo, siempre con total compromiso y vocación de servicio.

Y lo hace sin perder su tradicional entusiasmo, pero reconociendo que hoy la entidad enfrenta un complejo escenario de cambios y transformaciones tecnológicas; decisivas no sólo para el sector minero, sino también para el conjunto de la economía nacional.

A pesar del gran peso de esta responsabilidad, la mirada de largo plazo del nuevo presidente nacional no se nubla ni se pierde en el %u201Cbosque de los cambios%u201D. Al contrario, descubre con sagacidad y certeza todas las diversas variables que hoy conforman el horizonte estratégico de los supervisores del Cobre.

- ¿Cuál es su visión, desde el punto de vista gremial, del estado actual de la gran minería del cobre en Chile, y del papel que juega ANSCO en este escenario?

Nuestro gran desafío es consolidar a Codelco como el primer productor de cobre del mundo. Queda menos tiempo para poner en marcha los grandes proyectos estructurales, como Chuquicamata Subterránea y el Nuevo Nivel de El Teniente, entre otros, y como supervisores tenemos mucho que aportar, entregar y, sobre todo, ejecutar, si queremos alcanzar esta meta estratégica.

Esta gran transformación impulsada por la alta dirección de la empresa, es también una instancia relevante para todos los supervisores. Estamos llamados a ser protagonistas de esta modernización, y debemos asumir nuestro liderazgo, por lo que en los próximos dos años ese debe ser nuestro gran foco y aporte.

Además, tenemos que proyectarnos como una organización más protagonista en el quehacer de la corporación, siempre orientados a dar presencia más protagónica a la supervisión en el cumplimiento y superación de nuevos desafíos.

- ¿Dentro de esta modernización, se sienten partícipes de lo que implica la minería del futuro, la Transformación Digital y las nuevas tecnologías informáticas, robóticas y automatizadas?

Debemos sentirnos involucrados, porque prepararse para la masiva incorporación de tecnología e innovación en la minería, es el mayor desafío de las generaciones presentes y futuras de supervisores. Todas estas nuevas formas de gestión, mediante sistemas inteligentes, requieren alta preparación y habilidades de convencimiento, porque obviamente habrá gente que no va entender o, incluso, no querrá subirse al camino de transformación. Ese liderazgo convocante lo ejercen los supervisores, y como tales debemos lograr que una masa importante de trabajadores se sume a esta transformación, ya sea digital, robótica o automatizada.

- En este camino, ¿sienten que se están dando los pasos adecuados en capacitación o perfeccionamiento de los trabajadores?

Creemos que falta más rigurosidad y trazabilidad, en términos de poner a disposición de supervisores y trabajadores, tanto plataformas concretas de aprendizaje como mayores oportunidades de perfeccionamiento. Debe haber efectivamente una instancia donde uno, como supervisor, pueda decir: %u2018me gustaría perfeccionar mis habilidades, y para eso dispongo de las siguientes líneas de capacitación o perfeccionamiento%u2019. Es un objetivo para el cual aún falta mucho camino por recorrer.

- ¿Y en su rol de liderazgo en la nueva Directiva Nacional de ANSCO, se planea sugerir mejores formas de trazabilidad?

Si bien aún estamos estudiando nuestras propuestas, como ANSCO ya hemos dado pasos importantes en este sentido. Por ejemplo, el último seminario institucional fue un tremendo hito para poner en carpeta el tema. Tuvimos una destacada y contundente participación de personeros relevantes de la industria, que efectivamente enfatizaron la importancia de prepararnos para este paso. Así, en el próximo seminario abordaremos temáticas similares, porque quedaron muchos aspectos pendientes, como por ejemplo el uso de drones y robótica, que deseamos profundizar entre los supervisores. Además, otro tema muy interesante es la importancia en la minería moderna del manejo y administración de Big Data. Los supervisores somos grandes generadores de información, y si ésta se maneja de manera adecuada, tecnológicamente será un tremendo aporte.

- ¿En este punto, cómo ven las relaciones con las nuevas autoridades designadas, tanto en el Ministerio de Minería como en Codelco?

Serán tremendamente positivas. En el ámbito gubernamental, el ministro Baldo Prokurica nos conoce, como ANSCO y Codelco, desde su gestión en el Senado, y confiamos en que tendremos su respaldo permanente. Mientras que desde el ámbito directivo, contamos con un gran aliado en el presidente ejecutivo de Codelco y también de los vicepresidentes. Nos queda presentarnos con los tres nuevos directores designados, gestión en la que tampoco esperamos grandes sorpresas. Somos una institución con más de 40 años de tradición en Codelco, y todas estas relaciones con las nuevas autoridades deben ser positivas y fluidas.

- Precisamente, dentro de esta tradición de 40 años, ¿qué significa contar por primera vez en la historia con una mujer en la Directiva Nacional?

Es una tremenda alegría, por lo que significa tener diversidad de género en el directorio. Sabemos que las mujeres tienen una sensibilidad distinta a la nuestra, lo cual es un tremendo complemento. Además, su aporte será vital para que otras supervisoras se den cuenta de que este "mundo machista minero" hace mucho rato dejó de existir, y que cada una de ellas puede adoptar liderazgos desafiantes y motivantes, que las lleven a ocupar futuros puestos directivos en ANSCO.

- ¿Por qué cree que aún existe esa percepción de "mundo machista minero", siendo que en el presente hay más espacios de participación?

Es por un tema cultural. Si bien es cierto que ya estamos bastante entrados en el siglo XXI, todavía quedan algunas raíces antiguas en la minería, no sólo en Codelco, que heredaron o mantienen esa errada creencia de que no es una actividad para las mujeres. Pero es un fenómeno en retroceso, y a medida que siga perdiendo influencia se darán transformaciones más rápidas. Sin embargo, hoy en Codelco efectivamente las mujeres tienen posiciones desafiantes que están cambiando la cara de la empresa.

- ¿Y dentro de lo que significa ampliar la participación de Ansco a todos los sectores, cómo ven la inclusión de las nuevas generaciones de jóvenes Z o Millennials?

Es otro gran desafío, y como Directiva Nacional debemos impulsar a que las respectivas mesas regionales encanten a estas nuevas generaciones, presentándoles todo lo interesante, motivante y desafiante que puede ser participar de estas instancias. La idiosincrasia del Millennial es muy compleja, y sus prioridades pueden no ser necesariamente muy compatibles con la participación en organizaciones que no se hayan transformado. Y ese es precisamente nuestro desafío más importante. Hacernos más atractivos para ellos, que siempre buscan lo innovador y cambiante. En la Regional Andina ya dimos un gran paso, pues su presidenta es precisamente una profesional Millennial. Además en la última reunión de asamblea se incorporaron seis recién graduados que escucharon el debate y luego se entusiasmaron y asociaron a ANSCO esa misma noche. Si todas las regionales avanzan en esa dirección, lograremos que ese granito de arena germine.


Links de Interes